Más de 300 sindicalistas, entre ellos unos 25 representantes argentinos, participan desde hoy en la cumbre sobre “El trabajo y el movimiento de los trabajadores al centro del desarrollo humano integral, sostenible y solidario”, que se lleva a cabo en el Aula Pablo VI del Vaticano y cerrará mañana el papa Francisco.

Organizado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, los participantes debaten sobre los desafíos del mundo sindical a la luz de las encíclicas Populorum progressio (1967) y Laudato si’ (2015).

En la apertura, el presbítero Carlos Accaputo, responsable de la Comisión Arquidiocesana de Pastoral Social de Buenos Aires, afirmó que “este encuentro busca ser un espacio para favorecer un intercambio entre distintas organizaciones sindicales, con un diálogo beneficioso para la comunidad internacional, y a nivel nacional y regional”.

“Las organizaciones sindicales tienen que acentuar su protagonismo”, reclamó el sacerdote, y advirtió: “No pueden encerrarse en la defensa corporativa de su sector, sino que están llamadas a contribuir al armado de una agenda social en democracia”.

“Están llamadas a tener un protagonismo en la lucha por la justicia social, en diálogo con otros actores como los excluidos y descartables del sistema”, agregó.

La delegación argentina está compuesta por Héctor Daer, uno de los triunviros de la Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Daer, y el referente de la Corriente de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Esteban Castro, quienes disertarán mañana.

También asisten Pablo Micheli, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma; Omar Viviani (Sindicato de Peones de Taxis), Roberto Baradel (docentes bonaerenses de Suteba), Francisco Gutiérrez (Unión Obrera Metalúrgica), Gerardo Martínez (Unión Obrera de la Construcción), Horacio Ghilini (docentes privados Sadop) y Julio Piumato (Judiciales), entre otros.

El cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, afirmó que el objetivo del encuentro es “buscar un camino con solidaridad para dignificar el trabajo”.

“El trabajo es un bien para todos y necesita estar disponible para todos. Hace falta afrontar los problemas del desempleo con creatividad y solidaridad. Los sindicatos deben asegurar la realización del objetivo global de asegurar trabajo para todos, con salarios convenientes”, subrayó el purpurado ghanés.

A su turno, el secretario de la Organización del Trabajo (OIT), Guy Ryder, dijo que “la discusión está a tiempo porque estamos viviendo cambios de aceleramiento en el mundo del trabajo y el impacto de la tecnología está generando también muchos cambios”.

 

Fuente: http://www.aica.org/31305-sindicalistas-argentinos-participan-de-una-cumbre-vaticana-que-cerrara-el.html


Compartir




Suscripción gratis


Tweets Papa Francisco