El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, llamó a hacerse eco del pedido del papa Francisco para esta Cuaresma y adherir a la iniciativa “24 horas para el Señor” que se llevará a cabo los días 13 y 14 de marzo en al menos una iglesia de cada diócesis del país.

El purpurado estimó que esta jornada penitencial será “la expresión de la necesidad de oración”. Los templos permanecerán abiertos para permitir acercarse a la confesión y dedicar un momento prolongado de oración con la Palabra de Dios o por medio de la adoración eucarística. La iniciativa lleva por lema: “Dios rico en misericordia”.

Los templos permanecerán abiertos para permitir acercarse a la confesión y dedicar un momento prolongado de oración con la Palabra de Dios o por medio de la adoración eucarística.

En la catedral metropolitana de Buenos Aires habrá confesiones el viernes 13 de las 8.30 a las 18, mientras que el sábado 14 serán desde las 9 hasta las 12. El viernes a las 12.30, el cardenal Poli presidirá la misa en unión con el Papa, a las 17 habrá vísperas solemnes de Cuaresma y a las 18 un vía crucis. Esos días el Santísimo estará expuesto para adoración de los fieles.


Compartir




Suscripción gratis


Tweets Papa Francisco