“Esta casa, lugar de encuentro, de diálogo, de búsqueda del bien común, es para nosotros un símbolo de lo que queremos ser como Nación”, subrayó ante el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, y el director general de Cultos, Federico Pugliese, entre otros funcionarios de la Ciudad.

El purpurado porteño destacó que “los congresales que pensaron en nosotros, y no cabe duda de que somos la razón de la sacrificada y riesgosa entrega de sus vidas, tiempo e intereses, sin titubeos nos ofrecieron”, pero lamentó: “El ideal de vivir la Argentina como una gran familia, donde la fraternidad, la solidaridad, el diálogo y el bien común incluya a todos los que peregrinamos en su historia”. 

“Estamos muy lejos de aquellas nobles aspiraciones. La Independencia y libertad reclamada hace dos siglos no siempre se tradujo en tiempos de paz y progreso para todos los argentinos”, sostuvo, y agregó: “Pero la fe cristiana, que profesamos, nos renueva en la esperanza de tiempos mejores, en especial para los que menos tienen”.

“En este tiempo, en que hombres y mujeres se presentan a elecciones para servir, ser servidores de la patria, nos ponemos bajo el manto de la Virgen de Itatí, nos hacemos peregrinos de su santuario y soñamos con un gran encuentro fraterno de los argentinos, que nos permita ver un destino provisorio para nuestro pueblo”, concluyó.

 

Fuente: http://www.aica.org/39945-el-card-poli-pidio-un-gran-encuentro-fraterno-de-los.html


Compartir




Suscripción gratis


Tweets Papa Francisco