Del 7 al 9 de marzo, tendrá lugar en el Aula Nueva del Sínodo, en el Vaticano, la Conferencia Internacional “Las religiones y los objetivos del desarrollo sostenible”, con el tema: “Escuchar el clamor de la tierra y de los pobres”. Organizado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que preside el cardenal Peter Turkson, quien afirmó al respecto que “la religión puede ser una poderosa herramienta para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y favorecer el desarrollo de los países más desfavorecidos”.


Durante la presentación de la Conferencia, el cardenal Turkson recordó que “ocho de cada diez personas declaran que profesan una creencia u otra: una creencia en Dios u otro ser, y que pertenecen a algún grupo religioso. Esto representa un inmenso potencial”, aseguró.

En este sentido, aseguró que “las religiones también son actores clave en términos de desarrollo”. Recordó que las religiones juegan “un papel crucial en la educación, piedra angular de la sociedad civil”. Además, “seguimos al frente o apoyamos el 50% de todas las escuelas y en el África subsahariana, según el UNICEF el 64% de todas las escuelas”.

Explicó que “las personas religiosas representan también la cuarta comunidad de inversión más grande, con alrededor del 12% de la inversión de capital total en todo el mundo, y gestionan alrededor de un tercio de todas las estructuras médicas del planeta”.

Por eso, aseguró que “una guía fuerte para una transformación profunda es la religión”. Señaló que las religiones comparten la visión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Aseguró que la Conferencia Internacional organizada en el Vaticano trata de mostrar “cómo las voces religiosas pueden contribuir a la conversación a nivel mundial y de las Naciones Unidas sobre el desarrollo humano y el logro de los ODS”.

Por lo tanto, “no estamos organizando una conferencia simplemente para discutir temas relacionados con el desarrollo. Se trata más bien de ayudarse mutuamente para fomentar una conversión ecológica e integral que pueda transformar el mundo. Y tenemos que hacerlo con urgencia. ¡Un clamor pide una respuesta inmediata y urgente!”.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible se adoptaron en el año 2000 durante la Cumbre del Milenio impulsada por la ONU. La Cumbre fijó un plazo de 15 años para conseguir los ocho Objetivos de Desarrollo Sostenible, que implicaban la cancelación de la deuda de los países pobres altamente endeudados.

Link: http://www.aica.org/38078-conferencia-internacional-en-el-vaticano-sobre-las-religiones-desarrollo-sostenible.html

 


Compartir




Suscripción gratis


Tweets Papa Francisco