El licenciado Pulfer compartió conceptos acerca de las “ideas en acción” que propone el papa Francisco como líder de la Iglesia. “Francisco camina y abraza los problemas del mundo. El no se queda apoltronado detrás de un escritorio”, aseguró.

También, explicó el método del Papa, que consiste en “siempre mirar la realidad, hacer un discernimiento y generar una propuesta de acción”, e hizo hincapié en los principios orientadores para la construcción de la sociedad que Francisco tiene en cuenta en su accionar: “El tiempo supera al espacio, la unidad supera al conflicto y el todo es más que la parte”, expresó.

Por otro lado, el especialista destacó la originalidad de las propuestas del Papa en relación a la situación del mundo contemporáneo. “La primera afirmación fuerte es que el papa Francisco tiene un pensamiento en acción, no son meros gestos, sino que tienen un basamento sustancial armado a lo largo de una extensa trayectoria como pastor de la Iglesia”, subrayó.

“Lo importante es que el pensamiento está en despliegue, no está cristalizado, sino que está en desarrollo”, manifestó. “Debo insistir con que son ideas que se arman en movimiento, por ello el Papa impone estas consignas de caminar, salir e ir hacia la periferia, abrazando los problemas del mundo y no quedarse apoltronado en un escritorio o puertas adentro del Vaticano”, afirmó.

Luego, detalló que “el pensamiento en movimiento es lo que le da una plasticidad, una movilidad y una capacidad para crear conceptos a partir de que estamos viviendo una situación nueva, a la que él le da nombre, la categoriza y le da elementos para comprenderla, lanzando iniciativas de comprensión”.

Continuidad y legado

Respecto a los papas antecesores, Pulfer indicó que Francisco “reafirma la continuidad con los pontífices y subraya de cada uno de ellos algunos aspectos”.

En este sentido, Francisco destaca “el profetismo de Juan XXIII, la apertura de Pablo VI, el diálogo con los pueblos desarrollado por Juan Pablo II y la formación y rigurosidad de pensamiento puestas de manifiesto por Benedicto XVI”.

“Creo que el mayor legado que deja Francisco a la humanidad es esta idea de que si bien el mundo contemporáneo está atravesado por una serie de problemáticas, en la encíclica ‘Laudato sí’, él lo vincula a lo ecológico, no a lo puro y exclusivamente natural, sino al ambiente humano, a esa ecología integral donde hay esperanzas si los hombres se comprometen y toman decisiones en la línea de construir otra sociedad u otro mundo”, dijo Pulfer.

Para finalizar, indicó que “más allá de las notas críticas que se puedan hacer sobre el mundo contemporáneo, hay opciones, alternativas y maneras de resolver los problemas si los hombres toman conciencia, se forman, se organizan, deciden a favor de una sociedad más equilibrada, más justa y armónica y menos extractivista, tecnocrática y financierizada”.

Fuente: AICA


Compartir




Suscripción gratis


Tweets Papa Francisco