En su discurso, el Santo Padre resaltó el trabajo que realizaron en estos días, en los que se reunieron para tratar el tema: “El desafío del siglo 21°: crear un nuevo pacto social”. “El tiempo que pasaron juntos les ha permitido intercambiar ideas y compartir información – afirmó el Pontífice – y lo que es muy importante, dijo, es que ahora se requiere no un nuevo acuerdo social en abstracto, sino ideas concretas y una acción eficaz que irá a favor de todos e iniciará a responder a las urgentes cuestiones de nuestros días”.

Quisiera agradecerles por todo lo que están haciendo para promover la centralidad y la dignidad de la persona humana dentro de las instituciones y de los modelos económicos, señaló el Obispo de Roma, y por llamar la atención sobre el problema de los pobres y los refugiados, que muchas veces son olvidados por la sociedad. “Cuando ignoramos el grito de tantos hermanos nuestros y hermanas en muchas partes del mundo, no solo negamos sus derechos y los valores que han recibido de Dios, sino también rechazamos su sabiduría e impedimos a ellos ofrecer al mundo sus talentos, sus tradiciones y su cultura. Estos comportamientos incrementan el sufrimiento de los pobres y de los marginados, y nosotros mismos nos hacemos más pobres, no solo materialmente, sino moralmente y espiritualmente”.

El mundo de hoy, agregó el Papa Francisco, está marcado por grandes inquietudes. La desigualdad entre pueblos continúa creciendo y muchas comunidades están directamente afectadas por la guerra y la pobreza. “La gente quiere hacer sentir su propia voz y expresar las propias preocupaciones y miedos. Quiere dar su propio aporte a las comunidades locales y a la sociedad, y beneficiarse de los recursos y del desarrollo muchas veces reservado a pocos”.

En esta óptica de esperanza, el Santo Padre invitó a los Empresarios a buscar soluciones adecuadas a los desafíos globales de injusticia, promoviendo un sentido de responsabilidad, de tal manera que ninguno sea excluido de la participación social. “Los animo a continuar el trabajo que han iniciado en este Fórum y a buscar vías más creativas para transformar las instituciones y las estructuras económicas de modo que sepamos responder a las necesidades de hoy y estemos al servicio de la persona humana, especialmente de cuantos son marginados y excluidos”.

Texto completo del discurso del Santo Padre: http://w2.vatican.va/content/francesco/it/speeches/2016/december/documents/papa-francesco_20161203_imprenditori.html


Compartir




Suscripción gratis


Tweets Papa Francisco