(01/10/2015) El papa Francisco recibió este sábado a numerosos miembros de la Unión Cristiana de Empresarios y Dirigentes (UCID), asociación eclesial reconocida por la Conferencia Episcopal Italiana (CEI). En su discurso, el Santo Padre exhortó a los empresarios católicos a que, con el Evangelio y el Magisterio social de la Iglesia, sean artífices del desarrollo al servicio del bien común, en la familia, en el trabajo, en la sociedad y en el cuidado de la creación, con especial atención a los más necesitados.

Así, el Pontífice recordó la importancia de que se tutele “la armonización entre trabajo y familia”, y el derecho de la mujer a conciliar la vida laboral con su vocación a la maternidad y a la presencia en el hogar. Además, puso de relieve que “las instituciones, los empresarios, los economistas, los organismos financieros y bancarios” y todos los sujetos implicados en el mundo laboral tienen la responsabilidad de actuar con ética, honradez y competencia.

En este sentido, Francisco invitó a los empresarios a poner en el centro a la persona humana, alentándolos a mantener el Evangelio vivo en sus corazones, en sus mentes y en sus acciones. Asimismo, les pidió que sean “misioneros de la dimensión social del Evangelio en el difícil y complejo mundo del trabajo, de la economía y de la empresa”, una llamada que “conlleva también una apertura evangélica a las diversas situaciones de pobreza y de fragilidad”. Se trata, explicó, “de una actitud, de un estilo con el cual llevar adelante los programas de promoción y asistencia, incrementando las numerosas y beneméritas obras concretas del compartir y de la solidaridad que sostienen en varias partes de Italia”. “Este será también un modo que les es propio para poner en práctica la gracia del Jubileo de la Misericordia”, concluyó el Papa. (Zenit)

Link: http://www.aica.org/20512-que-la-persona-sea-centro-de-economia-pidio-el-papa.html#


Compartir




Suscripción gratis


Tweets Papa Francisco