El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (Cepas), monseñor Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú, inauguró este viernes la Semana Social que reúne a dirigentes políticos, sindicales, empresariales y laicos con el lema “Queremos ser Nación. Necesitamos ponernos la Patria al hombro”.

En el acto de apertura de que participaron y los obispos miembros de la Cepas: monseñor Jorge Casaretto, obispo emérito de San Isidro; monseñor Fernando Maletti, obispo de Merlo-Moreno; y monseñor Jorge Lugones, adempés del obispo de Lomas de Zamora; monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata.

También participaron Jorge Triaca, ministro de Trabajo de la Nación; María Eugenia Vidal, gobernadora de la Provincia de Buenos Aires; Carlos Fernando Arroyo, intendente del Municipio de General Pueyrredón; Robert Caula, subsecretario general de la Federación de Luz y Fuerza, y Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social de la Nación.

Tras la bienvenida de Caula, quien consideró que se “necesita una política económica al servicio del pueblo, sin inequidad que es la raíz de todos los males sociales”, monseñor Marino invitó a rezar la Oración por la Patria, que los obispos escribieron en plena crisis 2001-2002.

“En esta oración está nuestro ideario como Pastoral Social. Siéntanse enriquecidos con los aportes y que todos podamos ser instrumentos para construir una patria mejor”, subrayó el prelado marplatense

El intendente Arroyo consideró un “hecho trascendente” la Semana Social y destacó que el objetivo fundamental es “afrontar las necesidades de nuestro pueblo para construir una gran nación. En este tiempo estamos siendo dirigidos magistralmente por el Papa Francisco”.

“Qué alegría que estemos hoy aquí. Lo que estamos viviendo en esta Semana Social lleva muchos meses de trabajo”, recordó monseñor Lozano, y agradeció la participación de representantes de todo el país.

“Les agradezco mucho que juntos nos pongamos en marcha para ponernos la patria al hombro y desde cada uno crezcamos en el bien común y en el servicio a los más pobres en especial en este año del Bicentenario”, subrayó el presidente de la Cepas.

El ministro Triaca valoró la presencia de muchos jóvenes y aseguró que “muchos de nosotros aprendimos en estos lugares qué es el diálogo y el sinceramiento lo que sirve para construir la verdad y la confianza”.

“Nosotros tenemos que luchar contra la pobreza estructural de la Argentina y también discutir el tema del narcotráfico. Y algo que nos convoca desde el Santo Padre: construir la unión de los argentinos”, agregó.

La gobernadora Vidal afirmó que supo participar de la Semana Social y fue parte de la Pastoral Social de Buenos Aires. Y acotó: “Estoy aquí como creyente y parte de la Iglesia. Tengo una profunda esperanza que me transmite la gente.

La primera mandataria bonaerense saludó a los participantes con una frase de San Agustín: “También la esperanza es necesaria durante la peregrinación; es ella la que nos consuela en el camino. El viandante que se fatiga en el camino, soporta la fatiga, porque espera llegar a la meta”.

“Como valores aparecen la responsabilidad y la confianza, así trabajamos en la provincia y en el gobierno nacional. Y también la fortaleza para luchar contra el narcotráfico y la templanza, quizás la más difícil, para ponernos en el lugar del otro y empezar a entendernos. Como Estado tenemos una responsabilidad primaria en el bien común: es de todos y nos convoca a todos a la tarea. Esta Pastoral tiene que ser parte de este camino de trabajar juntos. Recen por nosotros, por los argentinos, por los gobernantes”, pidió.

Fuente: AICA

Compartir




Suscripción gratis


Tweets Papa Francisco